lunes, 31 de agosto de 2009

Explotacion Minera en Lota y Coronel




Por el tiempo en que Cousiño incursionaba en la molinería del trigo de la provincia de Concepción, iniciaba también sus actividades como empresario de la minería del carbón que comenzaba a desarrollarse en las costa sur de la misma provincia, dando origen a los centros mineros de Lota y Coronel.

El carbón fue cobrando mayor importancia, llegando a conformar junto con el cobre y la plata la trilogía minera del país, antes del ciclo salitrero.

Fue la minería del carbón la actividad en que Cousiño alcanzó su mayor connotación empresarial. Primero formó una compañía con su socio Tomás Bland Garland y con los empresarios locales Juan y José Antonio Alemparte, a este último le compró la hacienda de Colcura en la que se dio inicio a las prospecciones en el área de Lota.
Aunque no hay constancia explícita, cabe suponer que parte del financiamiento de las empresas carboníferas lo obtuvo Cousiño con recursos generados en la molinería. Pero también recurrió al crédito extrarregional.

En el caso de otra empresa, la Compañía Minera de Puchoco, que operó en el área de Coronel, puede constatarse en forma concreta la transferencia de capitales de la molinería al Carbón. Dicha sociedad estuvo integrada por la firma de F.W. Schwager e Hijo, de Valparaíso, y por la empresa molinera de Guillermo G. Délano y Cía.
Inicialmente la firma Schwager e Hijo había adquirido los derechos de explotación del mineral de Puchoco y recurrió a préstamos sucesivos de la citada compañía molinera, destinados al fomento de los trabajos de la mina. Es decir, era una suerte de habilitación, que luego dio paso a la formación de la Compañía Minera , al ceder Schwager e Hijo a Guillermo G. Délano y Cía. todos los derechos de explotación del carbón, como también la mitad de las dos embarcaciones de que disponían para el transporte de mineral.
Así pues es posible constatar las vinculaciones empresariales extrarregionales de la economía de Concepción, en la que la minería del carbón llegó a ser la actividad más dinámica en el transcurso del siglo XIX.

Matías Cousiño estuvo entre aquellos que defendían “la unidad y equilibrio entre el norte minero y fundidor y el sur carbonífero”. Pero ello ocurría con anterioridad a sus adquisiciones mineras en Lota, donde también estableció una fundición.

• La fundición de Lirquén fue la primera que aprovechó el carbón producido en la región, empleando el que se explotaba en las cercanías del mismo puerto de Lirquén y el de las minas del Morro y Cerro Verde en Talcahuano. Ello ocurrió en la década de 1840, cuando las explotaciones carboníferas se realizaban en la bahía de Concepción, antes de que se expandieran a Lota y Coronel.

El establecimiento de Lirquén contó con cuatro hornos de fundición y llegó a producir en los años 1848 y 1849, respectivamente, 500 y 600 toneladas de cobre estimado de buena calidad. Sin embargo, ese primer experimento fue breve, puesto que cerró por el año 1852. Mayor importancia tuvo la fundición establecida por Cousiño, a la que se adicionó una fábrica de ladrillos refractarios, cuya producción era demandada también en la construcción de hornos de otras fundiciones. La fundición de Lota continuó en funcionamiento hasta los comienzos del siglo XX.

En 1860 se producían más de 15.600 toneladas, equivalentes a una proporción del 10% de la producción nacional y se disponía de una maquinaria a vapor de sesenta caballos de fuerza. Sin embargo, la competencia del carbón inglés ocasiono fuertes pérdidas y Urmeneta terminó por vender las minas y establecimientos que tenía en Coronel a Luis Cousiño, sucesor de su padre, don Matías, como principal empresario del carbón.

Las explotaciones de carbón se extendieron desde la bahía de Concepción a la costa sur de la provincia que comprendía las áreas de Lota y Coronel y desde allí más al sur a Lebu, en la zona costera de la provincia de Arauco. Esta expansión de la minería del carbón posibilitó una nueva ocasión a José Tomás Urmeneta para invertir en este subsector minero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada